"La historia de un niño intersex en Bogotá, su familia", por El Espectador, Colombia (2018)

Las acciones sociomédicas, en el horror de extinguir los derechos humanos de las personas intersex y, especialmente, además de las personas, sus cuerpos, ocultan hasta la asfixia, como sucedió con Mario y su familia, que era una niña, a pesar de que su físico era masculino. Se enteró en la adolescencia y ahora quiere lucir como una mujer, pues su madre no aceptó la cirugía de mutilación genital propuesta.

Se puede discutir que nos se vean los rostros como muchos dicen que habría que visibilizar: su madre no quiso según cuentan, y vale el derecho a la privacidad de la identidad.

También el audio, que parece poco entendible por momentos: su casa no tenía la acústica por la precariedad de su construcción, y su lenguaje es de cierto lugar de Colombia donde así se habla. Las interseccionalidades hacen a las historias de vida y los testimonios de las personas intersex y sus familias.

Escucharán y leerán ustedes le diagnostican en cierto momento, y por extensión patologizan su cuerpo intersex, que Mario presenta una hiperplasia suprarrenal congénita (HSC). Dejamos este enlace para quienes les interese ya no como extensión patologizante de la intersexualidad, sino, se considere a la HSC como fuente de necesidad de actuar médicamente desde el punto de vista de la salud.

Gracias a Mario y su familia, por abrir las puertas de esta historia de vida intersex…


Agradecemos a El Espectador, Colombia:
http://www.elespectador.com, en su sección videos de su canal de YouTube. Un agradecimiento a #SinClóset historias, de quienes 

compartimos el enlace.

Deja un comentario