«Actualidades legales en DDHH: República Oriental del Uruguay» (2009 a 2018)

Presentamos la actualidad legal respecto de la disidencia de género en Uruguay entre 2009 y 2018. Por lo pronto, tampoco hay referencia a las personas con características corporales sexuales, por fuera del promedio estadístico que la normatividad impone, es decir: na hay referencia a la intersexualidad en su tiempo más horroroso: ese campo de tortura de las mutilaciones quirúrgicas genitales.

Derechos Humanos intersex

En principio un cuadro de las leyes sancionadas hasta 2018:

Sólo hemos de publicar y hacer algún comentario acerca de:

Con un clic sobre la imagen suprayacente, se accede al texto de la Ley !8,620 del año 2009

Esta Ley del año 2009, tuvo en sus requisitos, la imposición de un informe técnico realizado por un equipo multidisciplinario médico, psicológico, y de campo, así como testigos cercanos a la persona que realizaba el trámite. Vamos a este inquietante artículo 4to., que deja a la persona cuya «vivencia interna» realiza el trámite, bajo las normativas médicas binarias:

«Artículo 4º. (Procedimiento y competencia).- La adecuación de la mención registral del nombre y del sexo será de iniciativa personal del titular de los mismos. Producida la adecuación registral, ésta no podrá incoarse nuevamente hasta pasados cinco años, en cuyo caso se vuelve al nombre original. Se tramitará ante los Juzgados Letrados de Familia, mediante el proceso voluntario previsto por el artículo 406.2 del Código General del Proceso (artículo 69 de la Ley Nº 15.750, de 24 de junio de 1985, con la modificación introducida por el artículo 374 de la Ley Nº 16.320, de 1º de noviembre de 1992). La presentación de la demanda deberá estar acompañada de un informe técnico del equipo multidisciplinario y especializado en identidad de género y diversidad que se constituirá a estos efectos en la Dirección General del Registro de Estado Civil. Sin perjuicio de los demás medios de prueba que pudiera aportar el interesado, se tendrá especialmente en cuenta el testimonio de las personas que conocen la forma de vida cotidiana del solicitante y la de los profesionales que lo han atendido desde el punto de vista social, mental y físico.»

El último párrafo de este artículo 4to, se muestra como un compendio de tener que demostrar, y por vía de terceros, que no hay patología en esta decisión. Por tanto, una implícita sospecha psicopatologizante.


En 2018 la Ley Integral para personas Trans, es una serie de modificatorias de las diferentes leyes, especialmente la 18.620, sancionadas en la República oriental del Uruguay en cuanto a la disidencia de género. pero, entre otras cuestiones, – aún sigue sosteniéndose la invisibilidad en referencia a las personas con características corporales sexuales, por fuera del promedio estadístico que la normatividad impone, es decir: no hay referencia a la intersexualidad ni respecto del horror de la tortura de las mutilaciones quirúrgicas genitales- vale transcribir un cambio crucial, que se encuentra en el artículo 5

Cliqueando la imagen suprayacente, se enlaza a la «Ley Integral para Personas Trans»

Vamos al artículo 5, donde se modifica al artículo 4 de la Ley 1860, en sus aspecto de sospechas psicopatologizante, y con una intervención jurídica y sociomédica de una injerencia absoluta. Ahora, en este articulo 5to, donde el avance es notorio, y una victoria por años de lucha del activismo trans y aliades:

«Artículo 5°. (Adecuación de nombre y/o sexo en documentos identificatorios).- Modifíquese el artículo 4° de la Ley N° 18.620, de fecha 25 de octubre de 2009, el cual quedará redactado de la siguiente manera: «ARTÍCULO 4º. (Procedimiento y competencia).- La adecuación registral de nombre y sexo se realizará a instancia personal de su titular ante la Dirección General del Registro de Estado Civil, en donde a esos efectos se constituirá la Comisión de Cambio de Identidad y Género, la que estará integrada por tres miembros de los cuales uno deberá ser especialista en Registro del Estado Civil. El funcionamiento de la Comisión de Cambio de Identidad y Género será reglamentado por el Poder Ejecutivo, y sus integrantes designados por el Ministerio de Educación y Cultura entre funcionarios/as de esa cartera, o de cualquier organismo público mediante convenio entre éste y el organismo de pertenencia del funcionario o funcionaria. Se presentará la solicitud de adecuación registral de nombre y sexo ante la Comisión de Cambio de Identidad y Género la que, entrevista mediante con la persona solicitante, realizará un informe de la existencia de la solicitud. Asimismo expedirá a la persona solicitante una constancia de realización de la entrevista y de entrega del informe, el que deberá ser presentado ante el Oficial de Registro del Estado Civil correspondiente, para finalizar el trámite de adecuación registral de nombre y sexo mediante la confección de una nueva acta de nacimiento que contendrá las menciones que establezca la reglamentación. El informe producido por la Comisión de Cambio de Identidad y Género tendrá carácter reservado y será de uso exclusivo de la persona solicitante, y en ningún caso será exigida su presentación para la realización de ningún trámite público o privado, salvo mediante orden judicial. Producida la adecuación registral de nombre y sexo, la Dirección General del Registro de Estado Civil lo comunicará a la Intendencia Departamental respectiva, a la Dirección Nacional de Identificación Civil del Ministerio del Interior, al Registro Cívico Nacional de la Corte Electoral y a la Dirección General del Registros. Producido el cambio de identidad, éste no se podrá incoar nuevamente, hasta pasados cinco años, contados desde la fecha de confección de la nueva acta. En caso de iniciarse una nueva solicitud de adecuación registral de nombre y sexo, la misma deberá ser al nombre inmediatamente anterior al actual. Las personas menores de 18 años de edad deberán concurrir a realizar la solicitud de adecuación registral de nombre y sexo acompañadas de sus representantes legales, o acreditando el conocimiento de éstos de la realización del trámite, y en todo caso prestando su anuencia expresa al mismo. En caso de no obtener la anuencia de sus representantes legales, la persona solicitante podrá recurrir a la vía establecida en el artículo 110 del Código Civil y 404 del Código General del Proceso, donde se deberá tener en cuenta el interés superior del menor y lo establecido en la Convención Sobre los Derechos del Niño, y será de aplicación lo establecido en el artículo 8 de la Ley N° 17.823, de fecha 7 de setiembre de 2004.»


Categories: Actualidades legales en DDHH... in process, Actualidades legales en DDHH: UruguayTags: ,

Deja un comentario