«Marca divers*: una oportunidad perdida para una sociedad más abierta y amigable para tod*s» OII Deutschland (Traducción del alemán por Amets Suess Schwend; 17 de diciembre de 2018)

Esta versión en español, Declaración de la OII Deutschland, fue realizada directamente del original en alemán, por Amets Suess Schwend, a quien mucho le agradecemos.

Derechos Humanos Intersex

17 de diciembre de 2018

El 13 de diciembre de 2018 el Parlamento alemán aprobó una “Ley para la modificación de los datos a incluir en el registro de nacimientos”, en la que ahora, aparte de “femenino” y “masculino” o la opción de dejar abierto la asignación del sexo, se puede elegir “divers*” como otra denominación afirmativa.

En general, damos la bienvenida a la introducción de la tercera opción afirmativa “divers*”, así como a la modificación, por fin puesta en práctica, de una regulación opcional en la Ley de Registro Civil. (1)

De esta forma, se puede reducir la presión sobre l*s madres/padres (2) a realizar en su hij* intersex intervenciones médicas de modificación de las características sexuales para poder asignarl* al sexo masculino o femenino, y evitar de esta forma una mención del sexo que hasta ahora tenía que mantenerse obligatoriamente abierta.  L*s madres/padres pueden elegir ahora libremente a registrar su hij* intersex al nacer o bien como masculino o femenino, como divers*, o a dejar la mención del sexo abierta.

Pero como las últimas dos opciones solo son posibles con un certificado médico, la persona recién nacida es marcada públicamente como desviación de masculino y femenino. Nos preguntamos cuánt*s madres/padres utilizarán esta posibilidad, ya que significa una salida del armario forzada para su hij* a nivel corporal. Si se hubiese abolido el registro del sexo para tod*s l*s niñ*s, no existiría el problema de una salida del armario forzada.

Además esta regulación de la mención del sexo no protegerá a las personas intersex de intervenciones médicas cosméticas no consentidas, de modificación de las características sexuales. ¡Por esta razón, seguimos demandando urgentemente una prohibición clara de estas intervenciones!

Desgraciadamente se ha perdido la oportunidad de crear una mención del sexo autodeterminada para todas las personas, incluyendo a personas trans* y personas no binarias cuya identidad de género no corresponde a la asignación del sexo femenino o masculino al nacer.

La asignación “divers*” está pensada para un grupo de personas definido clínicamente de forma estrecha, quiere decir al precio de una continuada patologización de personas intersex que ahora deben indicar, mediante un informe médico, información sobre sus características corporales y experiencias pasadas de abuso médico, o a someterse a nuevas evaluaciones médicas. En este proceso, también sigue abierta la pregunta urgente sobre cómo se regula la protección de datos altamente personales.

La Ley al menos reconoce que las experiencias de personas intersex con la medicina frecuentemente pueden haber sido traumáticas y que por esta razón no serían asumibles exámenes médicos nuevos. Además, se tiene en cuenta el hecho de que las historias clínicas de intervenciones o diagnósticos pasados a menudo (ya) no existen, y que las variaciones corporales de las características sexuales a menudo no se pueden seguir comprobando. En estos casos se considera la posibilidad alternativa de una declaración jurada, pero esta incluye riesgos jurídicos muy graves, que en consecuencia podría criminalizar a las personas inter* y amenazarl*s con penas de prisión, por lo que solo se puede aconsejar no utilizar esta posibilidad. Esta regulación jurídica sólo impedirá a muchas personas adultas inter* elegir una tercera u otra opción de mención del sexo que les corresponda.

La alternativa “declaración jurada” suscita preguntas: Las consecuencias penales de una declaración supuestamente falsa pueden ser penas de cárcel o multas. ¿Pero quién podría cuestionar esta declaración, ponerla en duda o incluso peor, sencillamente afirmar que es “falsa”? ¿Qué consecuencias tendría una sospecha semejante por otr*s? En este contexto, se debería señalar que la sospecha falta también constituye un supuesto legal en el derecho penal alemán.

Como dice la medicina misma, muchas características intersex (ya) no se pueden comprobar o su origen sigue siendo clínicamente desconocido. Además varía dentro de la medicina lo que se incluye bajo la definición de “variantes del desarrollo sexual” y lo que no. ¿En el fondo solo cuenta la afirmación médica-patologizante, y con esto la arbitrariedad de una clasificación médica de una “variante del desarrollo sexual”? ¿Qué otra forma hay para comprobar lo que es “verdad”?

¿Qué significa para una persona intersex, que después de prácticas nocivas y tratamientos erróneos por la medicina, posiblemente prolongados durante décadas, ahora también tiene que contar con una investigación penal, persecución y potencialmente una pena de cárcel?

Nosotr*s como OII Alemania hablamos en nuestro trabajo de derechos humanos sobre el nacimiento de personas con variaciones de las características sexuales. Con este uso del lenguaje nos sumamos a los discursos internacionales de derechos humanos de la ONU y del movimiento global de derechos humanos inter*, con l*s que trabajamos estrechamente desde hace muchos años (3). Esta formulación incluye a todas las personas cuyas características sexuales se clasifican como ‘desviación’ de las normas corporales asignadas como “masculinas” o “femeninas”, sufren tortura, maltrato y otras prácticas nocivas por la medicina y la sociedad y son gravemente discriminadas.

La práctica médica de los últimos ahora casi 70 años ha llevado a estas violaciones masivas de derechos humanos. ¿Cómo es posible que un grupo vulnerable tenga que volver al contexto en el que ha sufrido daños que l*s acompaña durante toda la vida y en el que pueden seguir siendo discriminad*s y vulnerad*s? ¿Ahora justo esta instancia debería decidir de nuevo si o quién está legitimad* y autorizad* para poder elegir en Alemania una tercera mención del sexo “afirmativa”?

¡El camino hacia una mención del sexo igualitaria y afirmativa es otro!

La abolición del registro de la mención del sexo al nacer, tal como el Tribunal Constitucional Federal señaló como posibilidad en su fallo de octubre de 2017, habría hecho innecesario este camino extra patologizante que viola los derechos humanos, habría evitado una inseguridad jurídica, y habría facilitado a todas las personas autodeterminación de género. Desgraciadamente, ¡esta oportunidad se perdió en Alemania!

Seguimos demandando:

  • ¡No a la mención del sexo al nacer, o abolir la mención del sexo completamente!
  • ¡Únicamente una mención del sexo autodeterminada!
  • ¡Reparación de violaciones de derechos humanos en el pasado!
  • ¡Prohibición de intervenciones de modificación en las características sexuales no consentidas, no completamente informadas y cosméticas, especialmente en niñ*s!
  • ¡Nuestro sexo/género nos pertenece – por la aceptación y la igualdad de todos los sexos/géneros (4)

  1. Personenstand” significa literalmente “estado civil”, aquí he traducido “Personenstandgesetz” como “Ley de Registro Civil”, a lo largo del texto se utiliza “Personenstand” en el sentido de “mención del sexo” (así lo he traducido en lo que sigue), en inglés se ha traducido aquí como “Civil Status Act”, y más adelante como “gender markers” o “civil status.
  2. En alemán: «progenitor*s»
  3. https://oiigermany.org/oeffentliche-erklaerung-des-dritten-internationalen-intersex-forum/
  4. Como en alemán Geschlecht significa tanto sexo como género, lo he traducido como sexo/género, al igual como lo han hecho en inglés.

Categories: Actualidades legales en DDHH... in process, Actualidades legales en DDHH: AlemaniaTags: , , ,

1 Comment

Deja un comentario